A dos años del ataque en Ecuador ex ministro de Defensa tiene el aval de Uribe para la Presidencia

En la operación "Fénix", nombre dado a la acción sobre Angostura, paraje en las selvas del norte de Ecuador, murieron el segundo al mando y portavoz internacional de las FARC, Luis Édgar Devia, alias "Raúl Reyes", junto a otras 25 personas, entre ellos el ecuatoriano Franklin Aisalla y cuatro estudiantes mexicanos.

"Raúl Reyes" fue el primer integrante del Secretariado o mando central de la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que murió en una acción militar a manos de militares de su país, que también entraron por tierra en territorio ecuatoriano.

En su momento, Santos compareció junto a los altos mandos castrenses y policiales para dar ante la prensa el parte de victoria, sin prever la reacción del Gobierno del país vecino.

Dos días después, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció que rompía relaciones con Bogotá, al considerar que con esa operación Colombia violó la soberanía territorial ecuatoriana.

La decisión fue acompañada luego, aunque de manera temporal. por sus colegas de Venezuela, Hugo Chávez, y de Nicaragua, Daniel Ortega.

La ruptura se mantuvo invariable hasta septiembre pasado, cuando los responsables de Relaciones Exteriores de Colombia y Ecuador se reunieron en Nueva York, por primera vez desde el estallido de la crisis, para trazar una agenda con vistas al restablecimiento de las relaciones.

Las gestiones han avanzado hasta la designación de encargados de negocios y agregados militares en Bogotá y Quito, y facilitaron ya el primer encuentro formal de Correa y de Uribe, desde el comienzo de este conflicto.

Ambos se reunieron a comienzos de la semana pasada en Cancún (México), donde coincidieron en una Cumbre presidencial del Grupo de Río.

Allí, Correa le reiteró a Uribe las condiciones bajo las cuales restablecerá a plenitud las relaciones diplomáticas. Una de ellas es la de que Ecuador reciba toda la información sobre la operación "Fénix", incluidos los archivos informáticos decomisados a "Raúl Reyes".

El Gobierno colombiano, por su parte, insistió en la necesidad de superar los "asuntos sensibles" que se derivaron de esta crisis.

Uno es el proceso judicial abierto en el país vecino contra Santos, como titular de Defensa por entonces; el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León; el director de la Policía Nacional, el general Óscar Naranjo, y el por la época jefe del Ejército Nacional, el ahora general en retiro Mario Montoya.

En este sentido, el juez ecuatoriano Francisco Revelo decidió el pasado 25 de febrero, durante una diligencia en Sucumbíos (Ecuador), abstenerse de llevar a juicio a los cuatro colombianos por considerar que "no existen pruebas suficientes" para ello.

Revelo lo hizo a pesar de que el fiscal del lugar, Carlos Jiménez, ratificó en la misma vista su acusación, por asesinato, contra Santos y los tres generales.

Santos, el delfín político del presidente Álvaro Uribe, busca ahora la Presidencia de Colombia en los comicios de mayo venidero, por el oficialista Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U).

El ex ministro de Defensa en buena parte del segundo mandato de Uribe, en el poder desde agosto de 2002, buscará la jefatura del Estado ante la reciente decisión de la Corte Constitucional de invalidar la ley que tenía como fin habilitar al gobernante, por la vía del referendo, para aspirar para una segunda reelección. EFE

Categoria: