El Gobierno decretó la expropiación de la empresa de alimentos Monaca

De acuerdo al decreto, el Gobierno deberá garantizar la seguridad laboral de los trabajadores de Monaca y podrán incorporarse a la nueva planta de procesamiento operada por el estado venezolano, según informó la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).

La medida se produce días después de que el Ejecutivo denunciase que los problemas de desabastecimiento alimentario que sufre el país supuestamente se deben a "rumores" generados por la oposición política con el fin de crear "malestar" contra el Gobierno que desde hace 11 años lidera Chávez.

El Ejecutivo venezolano ha tomado en los últimos meses diversas empresas alimenticias, tras acusarlas de acaparar productos y especular con los precios, que pasan a ser gestionadas dentro de modelos de producción socialista en el marco de un plan nacional para alcanzar la "soberanía alimentaria".

Monaca, que cuenta en Venezuela con seis plantas de producción, está controlada por el grupo mexicano Gruma con 72,86 por ciento accionarial, según datos de la empresa venezolana.

El restante 24,14 por ciento pertenece al banquero venezolano Ricardo Fernández Barruecos, encarcelado desde finales de año y procesado por presunta corrupción y diversos delitos financieros, cuyos bienes han sido incautados o congelados por las autoridades de Venezuela.

Gruma, una de las mayores productoras mundiales de tortillas de maíz, obtuvo en 2009 cerca del 18 por ciento de sus ventas en Venezuela, según datos de la firma mexicana. EFE

Categoria: