La NASA ultima los preparativos para el lanzamiento del Discovery el lunes

El Equipo de Gestión de la Misión STS-131 del transbordador se reunirá esta noche para autorizar la carga de combustible en el tanque externo del Discovery, informó la NASA en un comunicado.

El sábado, la responsable para el Tiempo de la NASA, Kathy Winters, indicó que las previsiones meteorológicas para el lunes son muy favorables con únicamente un 20 por ciento de probabilidad de que el tiempo dificulte o impida el lanzamiento.

Entre los siete astronautas del Discovery están el responsable de la misión Alan Poindexter y el piloto del Discovery Jim Dutton.

Les acompañarán al espacio los especialistas Rick Mastracchio, Clay Anderson, Dorothy Metcalf-Lindenburger, Stephanie Wilson y Naoko Yamazaki de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón.

La tripulación será recibida en la EEI por los cosmonautas rusos Alexandr Skvortsoy y Mijaíl Kornienko y la astronauta de la NASA Tracy Caldwell Dyson, con lo que habrá cuatro mujeres en el complejo orbitador, un récord, según indicó la prensa estadounidense.

Estos astronautas llegaron hoy a la EEI a bordo de la nave rusa Soyuz TMA-18. Se unen así al ruso Oleg Kótov, comandante, al nipón Soichi Noguchi, ingeniero de a bordo, y al astronauta de la NASA Timothy Creamer, que arribaron a la EEI a finales de diciembre.

De esta forma, la tripulación de la EEI estará compuesta por seis astronautas, y durante 13 días por siete cosmonautas más.

La nueva tripulación, que permanecerá 167 días en la EEI recibirá, además del Discovery, otros dos transbordadores estadounidenses y tres cargueros rusos Progress y realizará dos caminatas.

La nueva expedición llevará a cabo 42 experimentos científicos, entre los que destaca uno para la detección de terremotos desde el cosmos.

Mientras, el Discovery llevará a la EEI un módulo logístico multipropósitos, denominado Leonard, que cuenta con compartimentos específicos diseñados para los experimentos científicos en la estación espacial, así como con alrededor de 1,8 toneladas de equipos y provisiones para los ocupantes de la EEI.

También lleva al orbitador un sistema de investigación de atrofia muscular (MARES, por su sigla en inglés) que permitirá a los astronautas determinar la fuerza de sus músculos cuando están en el espacio.

MARES ayudará a los astronautas a realizar ejercicios en torno a al menos seis articulaciones y decidir medidas para impedir su atrofia.

La misión STS-131 del Discovery pondrá también a prueba un nuevo avance tecnológico de la exploración espacial: un sistema de purificación de agua tan absoluto que el líquido hasta se podrá usar en inyecciones intravenosas.
Los astronautas harán tres caminatas durante las cuales se sustituirá un estanque de amoniaco en el exterior de la nave.

También se recogerá un experimento japonés y se modificará la posición de un giroscopio instalado en la viga central del complejo que gira a casi 400 kilómetros de la superficie terrestre. EFE

EA