Para formar parte de la información

Trino Márquez

Expresión soberana sin TSJ ni CNE

Trino Márquez's picture

El madurismo quisiera que en la Constitución de 1999 hubiese un artículo en el que se leyera: “El día 16 de julio del año 2017 será posible que el pueblo venezolano, convocado por los dirigentes opositores, realice una consulta para responder si está o no de acuerdo con la constituyente comunal convocada por el presidente Nicolás Maduro, sin haber solicitado previamente la opinión de los ciudadanos”.

Maduro: armas contra votos

Trino Márquez's picture

La frase se volvió viral: “Lo que no se pudo con los votos lo haríamos con las armas”, dijo Nicolás Maduro frente a un grupo de jóvenes oficialistas. En esos términos se expresó el mandatario venezolano el mismo día que las Farc daban por concluido formalmente el enfrentamiento armado que durante cinco décadas sostuvieron contra el gobierno neogranadino.

¿Dónde está el chavismo constitucional?

Trino Márquez's picture

La fiscal Luisa Ortega Díaz reafirma frente a los medios de comunicación su condición de chavista, cada vez que tiene la oportunidad de hacerlo. Considera a la Constitución de 1999 uno de los legados más importantes del fallecido fundador del proceso bolivariano. A partir del principio según el cual “la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo… quien la ejerce… mediante el sufragio” (Art. 5) y de la progresividad de los derechos, ha denunciado el carácter fraudulento de las bases comiciales presentadas por Nicolás Maduro para convocar la Asamblea Nacional Constituyente.

La antipolítica del gorila

Trino Márquez's picture

En la jerga política del planeta se ha popularizado el vocablo antipolítica para designar a esos sectores que consideran que la política es una actividad demoníaca, indigna y censurable. Todos los políticos son unos ladrones, sentencian esos descontentos. Son corruptos, truenan las voces de esas almas que pretenden situarse por encima del bien y el mal. Esta forma de antipolítica resulta un poco naíf, tonta.

Maduro: Esa constituyente no

Trino Márquez's picture

Las asambleas nacionales constituyentes (ANC) son convocadas por los movimientos revolucionarios o los partidos victoriosos, luego de períodos de confrontación con el orden establecido, en los que las fuerzas triunfantes demuestran que los sectores políticos derrotados debían ser sustituidos por una fuerza renovadora y novedosa. Luego el movimiento emergente, mediante un nuevo texto constitucional aprobado por la mayoría, legaliza e institucionaliza el modelo de Estado y sociedad planteado por esa fuerza de cambio.

Constituyente para imponer la dictadura

Trino Márquez's picture

Ahora está apreciándose el alcance de la formación leninista recibida por Nicolás Maduro en Cuba durante sus años juveniles. La proposición de imponer la Asamblea Nacional Constituyente persigue trasladar a Venezuela el modelo fidelista, el cual, tropicalizado, es el esquema de Estado revolucionario expuesto por Lenin en El Estado y la revolución, panfleto escrito pocos meses antes de que los bolcheviques asaltaran el poder en Rusia. Ya Lenin había elaborado en textos propagandísticos anteriores su tesis de todo el poder a los soviets (consejos) de obreros y campesinos.

Elecciones generales o gobierno de transición

Trino Márquez's picture

Vladimir Padrino López y Nicolás Maduro, probablemente en ese orden, son los responsables fundamentales de la escalada represiva desatada en Venezuela desde comienzos de abril. Otros actores dentro de la trama ocupan posiciones secundarias. El ministro de Relaciones Interiores y los comandantes de la Guardia Nacional y la Policía Nacional apenas son amanuenses relegados a cumplir las órdenes provenientes de la cúpula, entre ellas dejar que actúen con impunidad los grupos paramilitares financiados por el régimen.

19 de abril: desafiada la dictadura

Trino Márquez's picture

La imponente movilización del 19 de abril en Caracas y en otras ciudades del país representó un claro desafío al militarismo y al paramilitarismo sobre los que se apoya la mediocre dictadura de Nicolás Maduro. El régimen intentó disuadir a los manifestantes con el anuncio del Plan Zamora, versión aún más sanguinaria que el Plan Ávila. Tomó las entradas a Caracas. Movilizó a las bandas armadas llamadas colectivos. Vladimir Padrino López, convertido en el centurión mayor, se declaró revolucionario.

Contra la dictadura, elecciones

Trino Márquez's picture

Entre los propósitos, no sé si conscientes o implícitos, de las sentencias 155 y 156 del Tribunal Supremo de Justicia, con las cuales se despojaba a los diputados de la inmunidad parlamentaria, al tiempo que el TSJ asumía las competencias de la Asamblea Nacional, se encontraba medir la respuesta nacional e internacional que produciría una eventual suspensión de las elecciones previstas para 2018, cuando habrá que elegir un nuevo Presidente de la República.

OEA: Se acabó la indiferencia

Trino Márquez's picture

Nicolás Maduro ha tratado de reeditar sin ningún éxito, casi sesenta años después, el épico enfrentamiento de Fidel Castro y los comunistas cubanos contra los Estados Unidos. Aquella batalla que la izquierda insurreccional y guerrerista latinoamericana vivió como un desafío sin precedentes contra la potencia del norte, fue vista con simpatía hasta por algunos sectores democráticos que quedaron postrados frente al magnetismo, siempre manipulador, de Castro. Ese enfrentamiento se libró en el contexto de la Guerra Fría. Fue respaldado también por grupos de la izquierda norteamericana.

La rebelión electoral

Trino Márquez's picture

La estrategia de Nicolás Maduro para mantenerse en el poder tiene en la suspensión de las elecciones en todos los campos de la vida democrática, uno de sus ejes. La UCV lleva casi cinco años sin realizar comicios para elegir las autoridades rectorales. En la CTV no se efectúan consultas desde hace largo tiempo. En otros sindicatos, gremios y federaciones importantes, cuyos procesos electorales deben ser supervisados por el CNE, tampoco se ha llamado a votar.

Venezuela hambrienta

Trino Márquez's picture

Venezuela está pasando hambre. Los estudios estadísticos y la evidencia empírica demuestran que una franja creciente de venezolanos comen cada día menos y peor. Este grave problema se convirtió en un punto de atención para importantes medios de comunicación internacional y nacional. BBC Mundo, The New York Times, The Washington Post y El País, entre otros grandes periódicos mundiales, le dedican cada cierto tiempo un largo reportaje a temas relacionados con la escasez de alimentos, las largas colas para conseguirlos y la búsqueda de comida en la basura.

Oposición potable y unidad

Trino Márquez's picture

Ahora se ve con claridad cuál es la estrategia del régimen para permanecer en el poder más allá del 10 de enero de 2019, cuando constitucionalmente tendría que asumir un nuevo Presidente de la República: ilegalizar la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el partido más grande y reconocido del país, ilegalizar algunos de los mayores partidos que integran esa alianza, e inhabilitar, o encarcelar, a dirigentes opositores fundamentales.

Maduro: acosado y vapuleado

Trino Márquez's picture

Nicolás Maduro logró eludir el referendo revocatorio en 2016. Sus socios en el TSJ, el CNE y el Alto Mando Militar se coaligaron para impedir que se cumpliese el artículo 72 de la Constitución. Lo que ninguno de esos factores ha logrado, ni puede lograr, es evitar que la crisis económica y social avance a ritmo de vértigo, que la situación de los derechos humanos en el país atraiga cada vez más la atención de los demócratas del mundo y que las demandas desde exterior para restablecer la democracia en Venezuela sean cada vez mayores.

Ecuador: la importancia del voto y de las Fuerzas Armadas

Trino Márquez's picture

A lo largo de diez años Rafael Correa trató de construir un régimen personalista y autoritario para controlar todos los poderes públicos y sectores de la vida nacional fundamentales, entre ellos los medios de comunicación. Los ataques y amenazas a la prensa han sido constantes durante su mandato. En 2010 abortó un supuesto golpe de Estado, encabezado por la Policía Nacional, cuyo verdadero fin parecía proveerse de una justificación que le permitiera alcanzar el liderazgo indiscutible dentro de las Fuerzas Armadas y el resto del país.

El Aisami no puede huir por la tangente

Trino Márquez's picture

Las acusaciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos contra el vicepresidente de la República, Tareck El Aisami, según dice el comunicado de ese organismo, no están basadas en hipótesis o presunciones, sino en una investigación llevada a cabo durante varios años. El Gobierno estadounidense se ha cuidado, en este caso, de no cometer el mismo tipo de errores en los cuales incurrió cuando detuvieron al general “El Pollo” Carvajal en Aruba, en 2014. Los señalamientos son específicos.

Maduro: sin la MUD no hay diálogo

Trino Márquez's picture

Nicolás Maduro quiere mantener la ficción del diálogo. No puede patear la mesa, como lo hizo Marcos Pérez Jiménez en diciembre de 1952, cuando perdió las elecciones ante Jóvito Villalba. El Vaticano, la OEA y Mercosur lo siguen con un monitor al que no se le acaba la pila. Su cínico y artero subalterno, Jorge Rodríguez, insiste en que de forma “terca” el Gobierno persistirá en el “diálogo” y nada lo apartará de él.

Maduro y Asamblea: Matrimonio obligado

Trino Márquez's picture

Nicolás Maduro, bien se sabe, posee el control de todas las instituciones del Estado, en la práctica, instituciones del gobierno rojo, excepto de la Asamblea Nacional. Pareciera que bastara una resolución de los amanuenses del Tribunal Supremos de Justicia para que al Parlamento le sean colocados unos candados; o, si se quiere mantener algunas fórmulas representativas, para que los diputados opositores sean inhabilitados y proscritos, y la AN sea ocupada únicamente por la bancada oficialista, tal como ocurrió el año pasado en la Nicaragua sometida a la voluntad de Daniel Ortega.

¿Acuerdo de Convivencia Democrática?

Trino Márquez's picture

El Acuerdo de Convivencia Democrática (ACD) propuesto por los mediadores -Ernesto Samper, Leonel Fernández y Omar Torrijos, con el apoyo del representante del Vaticano- incluye un conjunto demasiado amplio de temas que no deberían aparecer en un documento, cuyo propósito fundamental debería consistir en resolver la crisis institucional y política que sacude al país.

Rescatemos la descentralización: elecciones de gobernadores ¡Ya!

Trino Márquez's picture

Algunos dirigentes opositores plantean como objetivo para este año la realización de unos comicios generales de todas las autoridades del Poder Ejecutivo y representantes populares ante los órganos deliberantes. Esto incluye, desde luego, al Presidente de la República.

Pages