Ni Twitter ni Facebook: Los adolescentes prefieren el Messenger

Así, al menos, se desprende del estudio Encuesta a la Juventud sobre Redes Sociales (pdf) elaborado por la Fundación Pfizer, que ha entrevistado a mil jovenes con el fin de detectar las principales tendencias de ese mercado.

Además de la mensajería instantánea, los jóvenes se conectan a la Red, por orden de preferencia, para escuchar música y ver vídeos online (87,7%), buscar información por estudio y trabajo (87,2%) y enviar correos electrónicos (87,1).

Más de siete de cada diez también descarga archivos, busca información por ocio y chatea.

En cuanto a los videojuegos online, sólo la mitad de los encuestrados reconoce utilizarlos, mientras que son muchos menos (24,3%) quienes participan en blogs o en foros (19,5%).

En general, no hay grandes diferencias entre lo que chicos y chicas a la hora del uso que dan a Internet, aunque sí se detecta en el informe que los usuarios masculinos aventajan a las segundas en el acceso a medios de comunicación, descarga de archivos, participación en foros y en videojuegos online.

Y en cuanto a redes sociales...

¿Y las redes sociales? ¿Participan los adolescentes del gran fenómeno que ha revolucionado en los últimos años Internet? En general, éstas sí parecen tener éxito en el público más joven (ocho de cada diez disponen de un perfil propio en alguna red social, y algunos, el 33 %, incluso en más de una).

Los encuestados declaron que, en general, las redes les gustan. Especialmente porque les permiten estar en contacto con sus amigos (56%). Sin embargo, también criticaron, en un 43,7% de los casos, que pueden convertirse en una herramienta "peligrosa, que puede prestarse a engaños".

De todas, las preferidas son, por este orden, Tuenti (69%), muy por delante de YouTube (49,6%) y Facebook (32,9). El uso de Twitter, la red de microblogging supuestamente de moda, es prácticamente inexistente. Todavía son muy pocos los que se conectan a ellas por móvil (9.9%).

En cuanto a los efectos positivos y negativos que conlleva utilizarlas, las opiniones están muy repartidas: algo más de la mitad destaca las ventajas que suponen, por ejemplo, para consultar información y contactar con compañeros de clase. El 41 %, que ve más efectos negativos que positivos, subrayan el tiempo que su uso les quita y que podrían dedicar, por ejemplo, a estudiar.

Para ellos, el mayor riesgo que entraña su uso es el de hacerse adictos a él y emplear un tiempo exagerado en ellas.

Navegación sin vigilancia

Otro de los aspectos en los que incide el informe es en el control de los adultos sobre la navegación de sus hijos. Sin embargo, éste brilla por su ausencia: más de la mitad de los entrevistados (68,8%) afirmaron que suelen estar solos cuando se conectan a Internet y únicamente un 2,8% declara que prácticamente siempre están acompañados en esas situaciones.

A ello ayuda que el ordenador, por lo general, se encuentra en la habitación del adolescente.

En cuanto al uso del móvil, al cual el estudio dedica algunos apartados, éste asegura que su uso global es sólo ligeramente menor entre los hijos que entre los padres. En referencia al envío de SMS, son los hijos aquí quienes ganan.

Fuente: 20minutos.es

MG