Afrodisíacos naturales: el azafrán y el ginseng son los más efectivos