Crece la polémica por el boicot acordado entre candidatos republicanos en un debate en Univisión

El miércoles, decenas de ciudadanos se manifestaron a las puertas de su vivienda en Florida, en protesta por su voto contra el plan de Barack Obama para invertir 447.000 millones de dólares en el país y tratar de crear así miles de empleos.

Rubio es el senador al que varios candidatos republicanos decidieron apoyar después de que Univisión, el mayor canal de televisión en español del país, difundiera una información sobre la detención en 1987 de un cuñado del senador por una cuestión relacionada con drogas.

The Miami Herald publicó que el canal, cuya audiencia tiende a apoyar la prometida reforma migratoria, había ofrecido a Rubio suavizar o corregir ese reportaje a cambio de que participase en su principal programa de debate, algo a lo que éste se había negado en ocasiones anteriores.

Tres legisladores republicanos hispanos de Florida reaccionaron pidiendo a candidatos presidenciales de su partido que como protesta no participaran en un debate organizado para finales de enero por la cadena más vista entre la numerosa población hispana de EE.UU.

"Univisión no ofreció suavizar o eliminar" esa información, afirmó su presidente de Noticias, Isaac Lee, en una carta en la que añadió: "No haríamos tal oferta a ningún otro sujeto de una historia noticiosa y no la hicimos en este caso".

A ningún partido se le escapa que el voto latino en Florida es fundamental de cara a la elecciones de 2012 y Rubio es la principal baza republicana.

Con el paso de los días esta polémica ganado fuerza y cada vez son más las voces que se pronuncian contra de la actitud de Rubio y de los candidatos que secundan el boicot.

Una de las últimas ha sido la del Subforo de Medios del Foro Iberoamérica, en el que participan directivos de El País, El Mundo, Reforma, Clarín, La Nación, El Tiempo y Univisión, entre otros, y que lamenta que "un grupo de políticos que aspira a llegar al más alto cargo" de EE.UU. boicotee a "un medio independiente" y exija la dimisión de su director de Noticias.

"Estamos profundamente preocupados. EE.UU. es un país que considera el derecho a la libertad de expresión y de prensa de la Primera Enmienda como el pilar fundamental de su democracia; sin embargo, esta libertad ha sido puesta en peligro", asegura ese colectivo.

En un comunicado insta a la reconsideración de esta decisión, algo que "además de ser una expresión de respeto por el sistema democrático, beneficiaría a los ciudadanos a los que desean representar, especialmente a los millones de ciudadanos hispanos".

Otra importante voz ha sido la de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que considera que el boicot "perjudica el derecho del público a estar debidamente informado".

"Nos preocupa el daño que esta actitud hace al proceso democrático que debe ser acompañado por amplitud de criterios e información", indicó su presidente, Gonzalo Marroquín.

Esta polémica ha ayudado a que cada vez se hable más de Rubio a nivel nacional y que se preste más atención a este hombre de 40 años al que muchas quinielas colocan como posible candidato a la Vicepresidencia.

El principal diario de la ciudad más latina de EE.UU., The Miami Herald, destaca hoy la poca tendencia de Rubio a pronunciarse en materia de migración, pese a que sus padres son inmigrantes de Cuba y vive en un país donde hay más de diez millones de indocumentados.EFE

Categoria: