La vacuna experimental contra la cocaína logra resultados pobres

La vacuna de la cocaína es una de las grandes esperanzas en el tratamiento de esta adicción. Funciona generando anticuerpos que secuestran la droga en el torrente sanguíneo, antes de alcanzar el cerebro. Con esta maniobra, se evita que se disparen los mecanismos cerebrales de adicción. La vacuna disminuye al máximo o elimina el placer asociado al consumo. No importa la cocaína que se consuma, la vacuna inactiva la droga antes de que el consumidor empiece a notar sus efectos en el cerebro.

En el ensayo clínico realizado en la Universidad de Yale se ha comprobado este efecto, aunque sólo en un grupo pequeño de personas que se vacunaron. El fármaco se probó durante 24 semanas: 58 personas recibieron cinco dosis de la vacuna y 57 otros tantos pinchazos de una sustancia placebo. Sólo 21 de los vacunados fabricaron anticuerpos para anular el efecto de la droga.

España iba a ser uno de los primeros países europeos en ensayar esta nueva vacuna contra la cocaína. Dos hospitales, el Ramón y Cajal de Madrid y el San Pablo de Barcelona, reclutaron a los participantes y el Ministerio de Sanidad anunció el ensayo clínico hace un año, pero el estudio permanece paralizado.

Fuente: abc

MG

Categoria: