Consternados habitantes del departamento colombiano del Caquetá velan a su gobernador asesinado por las FARC