Consternados habitantes del departamento colombiano del Caquetá velan a su gobernador asesinado por las FARC

Y es que el gobernador del Caquetá, un ganadero de la región, había sido secuestrado hasta cinco veces.

La última fue el pasado lunes cuando un grupo de hombres vestidos con prendas militares irrumpieron en su vivienda mientras dormía.

Ayer, martes, su cuerpo sin vida fue hallado en una vereda rural a las afueras de esa ciudad.

El féretro con los restos de Cuéllar se cubrió con la bandera verdiblanca del departamento del Caquetá (sur); y sobre él descansan su poncho y su sombrero, prendas típicas de esa región y que la víctima solía vestir.

Entre quienes velaron el cadáver estaba el director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, servicio nacional de inteligencia), Felipe Muñoz.

Muñoz confirmó a los periodistas que la investigación judicial en marcha apunta a que el crimen de Cuéllar fue planeado y ejecutado por la columna "Teófilo Forero" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El director del DAS agregó que el Ejército sigue peinando el Caquetá para dar con los asesinos del gobernador, con más de 3.000 hombres en labores de persecución por aire y tierra.

Florencia, una ciudad de 150.000 habitantes ubicada en las selvas del sur de Colombia, amaneció así consternada por el vil asesinato de su gobernador, cuya familia ha pensado incluso en abandonar el país, según informaron algunas emisoras locales.

Está previsto que el cuerpo de Cuéllar sea trasladado esta noche o mañana a primera hora a Bogotá, donde se celebrarán las exequias a las que se espera que asista el presidente Álvaro Uribe. EFE

Categoria: