Ramírez ratifica vencimiento de contrato de combustible hacia Colombia

"No se puede alegar que es un problema de soberanía de Colombia porque sus consecuencias trascienden las fronteras y se convierte en un peligro y una amenaza para nuestro país, para Ecuador y para el resto de países suramericanos", dijo el ministro.

Ramírez indicó que, además de no renovar el convenio, se van a adoptar unos mecanismos de control y regulación de ventas de combustible en la región fronteriza que buscan "acabar de una vez por todas" con el problema del contrabando de gasolina de Venezuela a Colombia.

Entre las medidas citadas por el funcionario están el precintado de los camiones cisternas que salgan con destino a la zona fronteriza y su seguimiento a través de localizadores GPS.

También se precintarán todos los días al cierre las estaciones de gasolina y se efectuarán mediciones a su apertura para comprobar que no hay modificación en el contenido de los tanques.

Ramírez advirtió que "serán cerradas" las estaciones en las que se detecte alguna irregularidad.

Anunció también que todo el sistema de suministro de combustible a vehículos será "automatizado" de manera que cada vehículo va a tener un cupo que será controlado electrónicamente para que "no reciba más combustible del que tiene programado".

El plan de fiscalización de estas operaciones estará encomendado a 120 funcionarios especialmente adiestrados en colaboración con la Guardia Nacional y el Ejército.

Ramírez fue enfático al insistir en que esta vez no van "a permitir que se violen las leyes ni las políticas que buscan impedir el contrabando de combustible".

Caracas "congeló" las relaciones económicas con Colombia por considerar que es una "amenaza para el país" la presencia de tropas estadounidenses en territorio colombiano.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, descartó cualquier cambio inmediato de esa política al afirmar el pasado domingo que "es imposible" recomponer las relaciones con el Gobierno de Uribe.
EFE

Categoria: