38 mil "Milicianos" desfilan armados en octavo aniversario de sucesos de abril de 2002 y juran lealtad a Chávez

Antes del juramento Chávez advirtió a los asistentes de que "el 11 de abril (de 2002) no ha terminado".

"La amenaza golpista e imperialista no ha terminado ni terminará a corto plazo, porque ahí están los pitiyanquis venezolanos, la oligarquía apátrida, buscando la manera de desestabilizar el país", afirmó el mandatario.

"Ahí está el Gobierno yanqui y sus Gobiernos lacayos, como el Gobierno de Colombia, buscando siempre la manera de agredir a Venezuela", señaló el presidente venezolano. Pero Chávez añadió que "así como el 11 de abril no ha terminado el 13 de abril tampoco ha terminado. La batalla para derrotar al imperialismo y a sus lacayos es de todos los días".

Chávez tomó juramento a 38.000 milicianos

La reposición de Chávez en la presidencia ocurrió el 13 de abril de 2002 luego de que miles de ciudadanos salieran a las calles, mientras que tropas leales rescataban al presidente de la isla de la Orchila y lo traían a Caracas.

Los milicianos que hoy prestaron juramento fueron equipados con los fusiles de asalto FAL, sin cargador, recientemente dados de baja en el Ejército tras más de 50 años de servicio y, según opinión de expertos, sin otra capacidad de servicio que la de su uso en desfiles o actos de protocolo.

Milicias armadas en Venezuela

El carácter militar del acto sirvió para que Chávez recordara que Venezuela no es una "amenaza" para nadie y que no ha empezado una "carrera armamentista", como repiten en el exterior.

"Hay que tener cinismo para decir eso sobre todo si lo dice ese imperio maldito que es el imperio yanqui, que un día desaparecerá de la faz del planeta", manifestó Chávez.

"Y saben que no me refiero al pueblo de Estados Unidos, porque ese pueblo se encargará un día de ponerle fin a la era imperial", añadió el gobernante venezolano.

"Mientras tanto, tenemos que seguir preparándonos para la defensa del país en todos los terrenos, en lo cultural, en lo político, en lo económico y también en lo militar, de ahí la necesidad de asimilar que es de todos la responsabilidad de asegurar la soberanía y la independencia de la patria de Bolívar", expresó Chávez.

Además recordó que durante el golpe de 2002 helicópteros, submarinos y un portaaviones estadounidense estuvieron en aguas y en territorio venezolanos a la expectativa del desenlace del golpe. EFE

Foto: Prensa Presidencial / Marcelo García

Categoria: