EEUU no esta en contra de una nueva organización americana sin su presencia y plantea que Honduras debe regresar a la OEA

Valenzuela manifestó que Lobo ha dado pasos para cumplir los dos requisitos que Estados Unidos considera necesarios para el fin de la crisis: establecer un gobierno de unidad y crear una comisión de la verdad

No obstante, advirtió de que existe "un límite" al número de cumbres y reuniones a las que los presidentes latinoamericanos pueden asistir, así como al número de organismos en funciones con sus secretariados respectivos.

"Hay una proliferación de estas iniciativas, que no tienen tanto contenido como deberían", sostuvo.

Hoy se reúnen en la localidad mexicana de Playa del Carmen representantes de 32 países de la región en la llamada Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, que pretende crear una organización aún sin nombre que agrupará a las naciones americanas sin Canadá ni Estados Unidos.

Todo el continente, con la excepción de Cuba y temporalmente Honduras, está integrado en la Organización de Estados Americanos (OEA), por lo que algunos temen que la nueva entidad la suplante.

El funcionario estadounidense opinó que "la mayor parte de los países" desea que la nueva organización reemplace a la OEA y citó en particular los comentarios realizados hoy por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en ese sentido.

Previamente, el antecesor de Valenzuela en el cargo, Thomas Shannon, ahora embajador estadounidense en Brasil, afirmó en Sao Paulo que Estados Unidos no considera que sus intereses estén amenazados por la iniciativa de la Cumbre del Grupo de Río.

"No lo vemos (el nuevo foro) como una forma de excluir a los Estados Unidos. No creo que se trate de una OEA sin Estados Unidos. Consideramos como algo bueno que los países de América Latina mejoren su integración", afirmó Shannon en una rueda de prensa.

Valenzuela también consideró "extremadamente importante" que los países de la región encuentren formas de lograr integración económica y política, y se prevengan así conflictos potenciales.

Lobo ha sentado las bases para una vuelta a la OEA

Arturo Valenzuela, dijo hoy que el nuevo presidente de Honduras, Porfirio Lobo, ha establecido las bases para la vuelta de su país a la OEA. Valenzuela manifestó que Lobo ha dado pasos para cumplir los dos requisitos que Estados Unidos considera necesarios para el fin de la crisis: establecer un gobierno de unidad y crear una comisión de la verdad.

Con ello, a juicio de Valenzuela, Lobo "ha sentado las bases" para que Honduras vuelva a ser admitida en la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que fue suspendida tras el golpe de estado que derrocó a Manuel Zelaya el 28 de junio pasado.

El Secretario de Estado Adjunto de EE.UU. para el Hemisferio Occidental dijo que Lobo ha puesto en marcha el gobierno de unidad al incorporar a rivales políticos y ha pedido a la OEA ayuda para crear la comisión de la verdad, que investigará "por qué tuvo lugar el golpe de estado".

Esa comisión "proporcionará recomendaciones que ayudarán a fortalecer las instituciones en un país altamente polarizado", dijo Valenzuela.

El diplomático enfatizó que las elecciones presidenciales ganadas por Lobo "no fueron usadas por el régimen (de facto) para maquillar el golpe de estado".

Valenzuela enfatizó que los hondureños tuvieron la opción de pronunciarse en las urnas, en un proceso electoral que estaba previsto desde antes de la acción militar que derrocó a Zelaya, el cual no se hubiera podido presentar a la reelección, pues la constitución hondureña no lo contempla. EFE

Categoria: