Gobierno de Venezuela a la espera que Cemex regrese a negociar la expropiación de sus plantas

Añadió que, en todo caso, Cemex debe tener claro que el Gobierno venezolano "no va a negociar en condiciones de la colonia sino de un gobierno soberano independiente, que toma decisiones en función de mejorar la calidad de vida de todos los venezolanos".

"Sabemos lo que compraron, sabemos lo que hay, sabemos las deudas que existen, los daños ambientales, la falta de pagos al Tesoro nacional, nosotros estamos abiertos a la negociación", expresó el titular de Infraestructura.

Cabello opinó que cuando Cemex decidió acudir a instancias internacionales estuvo "mal aconsejada" y reiteró que debe quedar claro el Gobierno venezolano no negociará "bajo la estructura colonial que han pretendido ellos".

En diciembre de 2008 Cemex presentó una demanda de arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), dependiente del Banco Mundial.

Cemex, la mayor productora de cemento de Venezuela, pretendía un pago de unos 1.300 millones de dólares de compensación por sus activos, pero el Gobierno sólo ofreció 650 millones de dólares, según fuentes de la empresa.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, decidió en julio de 2008 la nacionalización de la producción de cemento por considerar que se trata de un sector "estratégico" para la economía del país.

Cemex, fundada en México en 1906, controla el 52 por ciento de la producción de Venezuela, ofrece empleos a más de tres mil personas y sus ventas en ese país representan alrededor del tres por ciento de sus ventas globales, según la empresa.

Otras firmas afectadas por el decreto de nacionalización fueron la francesa Lafarge, con la que ya se alcanzó un acuerdo definitivo, y la suiza Holcim, todavía pendiente de solución. EFE

Categoria: