Postre para la noche de bodas: diseñan un vestido de novia comestible