Acorde al platillo que elijas, debes considerar el tipo de vino que lo acompañará

Sabor con estilo

Cuando eliges comer pescado, es preferible que pidas un vino blanco Riesling o un Sauvignon blanc. La diferencia entre ellos radica en el grado de acidez. El primero es dulce y el segundo un tanto fresco y con una acidez que va acorde con mariscos y una guarnición de verduras.

Si tu selección es una pasta o ave y vas a tomar vino blanco, prefiere un Chardonnay, el cual es afrutado y con un toque floral.

Para un maridaje ideal, opta por un vino tinto Pinot noir cuando tu preferencia es por el salmón o quesos. Cuando la salsa que acompaña a la pasta que elegiste es con una base de crema o vas a comer carne, un Merlot va de forma perfecta por su sabor aciruelado y de especias.

Pero si vas a comer atún o cordero, puedes pedir un Cabernet Sauvignon el cual por su consistencia te brinda un sabor a mora.

Como podrás ver, no resulta difícil empezar a adentrarse en la cultura del vino. Pero es importante indicar que siempre va a pesar más tu preferencia al momento de seleccionar alguno a pesar de las reglas de estilo.

Fuente: Mundo52

EA

Categoria: