El rey jordano pide desarrollar nuevas estrategias en el mundo árabe tras las revueltas