El 'descontaminador' de Chernobil afirma que no se aprendió de los errores