Zelaya rechaza la oferta de Micheletti para repartirse el Gobierno de Unidad

"Lo que están proponiendo es prácticamente otro zarpazo a la democracia, por lo cual sus propuestas no han sido aceptadas por nosotros", añadió.

El gobernante derrocado reiteró que ha dado "definitivamente" por roto cualquier diálogo con el régimen de facto e instó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a adoptar las medidas necesarias para devolver la democracia a Honduras.

Zelaya declaró fracasado el Acuerdo Tegucigalpa-San José después de que el pasado jueves, fecha límite establecida en ese tratado para instalar un Gobierno de unidad, Micheletti anunciara que se disponía a formar dicho Ejecutivo sin la participación de su rival.

El presidente depuesto se negó a aportar una lista de diez nombres para ese Gabinete, como le pidió el mandatario de facto, ya que considera que es él el que debía encabezarlo.

Aunque Micheletti anunció el viernes un "compás de espera" hasta mañana para que Zelaya pudiera "reflexionar", éste ha insistido en rechazar cualquier acuerdo.

"Sobre un diálogo falso, mentiroso y sobre un acuerdo violado nosotros ya no podemos seguir en ese teatro. Hemos definitivamente desistido después de cuatro meses de esfuerzo", dijo hoy el gobernante derrocado, que permanece encerrado en la embajada de Brasil desde el pasado 21 de septiembre.

"El acuerdo es letra muerta, el acuerdo terminó, el acuerdo lo incumplió Micheletti, (que) se sentó de mala fe, se sentó sin querer arreglar las cosas y en el momento en el que había de definirlas simple y llanamente impidió que se llevaran a cabo, empezaron con trampas, con malicias", agregó.

Ante esto, Zelaya pidió a la OEA aplicar la Carta Democrática Interamericana, que dice que "la OEA es para defender Gobiernos democráticamente electos por el pueblo y, además, dice que las acciones diplomáticas deben ser permanentes, aunque el país haya sido excluido de ese organismo", explicó. EFE

Categoria: